Tarjetas de Centros Comerciales

En la actualidad, no resulta dificil conseguir  tarjetas sin comisiones, en los bancos y Cajas de Ahorro con tan solo domiciliar la nómina, es un excelente gancho para tener una tarejta gratuita. Pero debido a la competencia y la emisión de tarjetas por parte de los centros comerciales, ya no debemos conformarnos con tener la tarjeta gratis, sino obtener más beneficios como descuentos en compras y en gasolineras.

En este partado de descuentos es donde entran de forma directa los grandes almaenes como El Corte Inglés, Carrefour, Ikea, Eroski ofreciendo tarjetas con descuentos para fidelizar a sus clientes. No obstante, antes de aceptar todo tipo de tarjetas es aconsejable leer bien el contrato en cuanto a las comisiones y los intereses a pagar en caso de aplazar las compras. Y por supuesto que ventajas nos ofrece la tarjeta sobre todo si ya disponemos de otra de nuestro banco.

Tarjeta Pass Carreour

Hay tarjetas que debemos solicitar en un banco, como las de débito que van vinculadas a la cuenta o libreta de ahorros en la misma Entidad. No es el caso de las  tarjetas de crédito, que no es necesario que el pago del dinero dispuesto quede domiciliado en el mismo banco ya que es posible hacer los pagos mensuales en un banco diferente al emisor de la tarjeta. Este es el caso de las financieras que venden este producto y los centros comerciales al emitir sus tarjetas.

Pero en la actualidad estas no son las únicas tarjetas que la mayoría de nosotros lleva en sus carteras. Ahora casi todos los Grandes Centros Comerciales emiten tarjetas para facilitar las compras de sus clientes ofreciendo la posibilidad de pagar todo a final de mes e incluso aplazar el pago de las compras mediante una cuota fija cada mes. Al mismo tiempo, les sirve para fidelizar a los clientes e incrementar sus ventas.

Generalmente, este tipo de tarjetas solo sirven para la función indicada de facilitar las compras en el mismo centro. Sin embargo, algunas de estas cadenas han llegado a acuerdos con bancos o tienen su propia financiera y han ampliado los servicios, pudiendo emplear la tarjeta para la compra en otros establecimientos y sacar dinero en efectivo.

Si optamos por utilizarlas para aplazar el pago de las compras es importante conocer antes el tipo de interés que aplican, las posibles comisiones y las cuotas resultantes de la operación. Utilizarlas sin conocer este tipo de datos puede hacernos pagar mucho más por las compras que estamos realizando. Por lo que conocer sus condiciones es algo que no debemos dejar de hacer. Entre las más populares destacamos la tarjeta Pass de Carrefour, la tarjeta de El Corte Ingles, la tarjeta de Ikea y la tarjeta de Eroski.

Disponer de una tarjeta de crédito supone tener un control de si mismo en cuanto a la utilización de la misma, ya que no debemos olvidar que todos los pagos que hagamos vendrás todos juntos a final de mes y hemos de disponer del suficiente saldo en la cuenta para hacer frente al pago o en todo caso solicitar el aplazamiento al Banco.

Tarjeta Pass Carrefour.

La Tarjeta Visa Carrefour Es gratuita y puedes utilizarla allí donde vayas. Financia tus compras y apenas pide documentación para concederla. Por tener la tarjeta Pass obtienes descuentos en miles de productos. Y cuentas con una línea de crédito con un TIN ANUAL DE 20,04% Y TAE de 21,99. Con la misma tarjeta se puede solicitar dinero en efectivo y sirve para disponer dinero en cajeros automáticos.

Tarjeta El Corte Inglés.

La Tarjeta de El Corte Inglés Te permite bonificaciones, aplazar pagos sin intereses, financiar compras hasta en 12 meses sin intereses. Línea de crédito. Tratan de que los clientes puedan realizar sus compras y que lo puedan pagar en cómodos plazos.

Tarjeta Eroski RED.

La Tarjeta Eroski:  Se trata de una tarjeta Visa gratuita para toda la vida y no tienes que abrir cuenta en ninguna entidad para solicitarla.  Además, ofrece otras muchas ventajas ya que es gratis de por vida, sin cuotas de ningún tipo y es aceptada en todo el mundo, en más de 24 millones de establecimientos y 1 millón de cajeros. Cuenta con un seguro de accidentes. El pago nos lo permiten hacer de tres maneras. Inmediato: Con cargo automático en tu cuenta bancaria, sin ningún interés. Mensual, aplazado hasta el día 5 del mes siguiente, también sin interés. O bien una cuota fija a partir de 30 euros, lo que conlleva intereses. T. Deudor 19,80% (TAE 21,80%).

Tarjeta Ikea Family.

Que, además de financiar tus compras y pagar de forma cómoda y a tu ritmo, te ofrece un montón de ventajas como las siguiente. Ya es posible llevarla en tu móvil, sin necesidad de soporte físico de plástico. Te da acceso a eventos y talleres cerca de ti y obtienes ofertas exclusivas con precios especiales por el simple hecho de ser socio.

Información sobre tarjetas en la web oficial del Banco de España. Aquí encontrará todo lo relativo a la contratación de tarjetas, la normativa existente, que comisiones le pueden cobrar, los intereses en el caso de aplazamientos de pago.

Otros artículos de Interés sobre las Tarjetas

Que son Las Tarjetas de Crédito

Las tarjetas son el medio de pago utilizado como sustituto del dinero en efectivo y como método de financiación. Las comercializan tanto los bancos como las financieras y cuentan con una popularidad y aceptación muy alta. Permiten, en primer lugar, a su titular sacar dinero de un cajero automático, y, además, abonar compras en comercios tanto físicos como virtuales. También permiten financiar compras.

tarjetas de credito

La característica más destacada de esta clase de tarjetas es que tiene varias utilidades.  Además de utilizarse  como un sustituto de dinero de cara a pagar las adquisiciones que hacemos en comercios, ya que  además son una forma de financiarnos y permitirnos pagar nuestras adquisiciones con efetivo del que no disponemos  en ese momento y por tanto habrñá que devolver más adelante con los intereses correspondientes si les hubiera. Así, si las tarjetas de prepago y de débito lo que hacían era deducir directamente la cantidad gastada de nuestra cuenta o el dinero  que previamente habriamos ingresado. Las tarjetas de crédito lo que hacen es permitirnos ir acumulando diferentes préstamos bancarios por cada compra que pagamos para más adelante, normalmente a fin de mes, reintegrar el efectivo directamente o en varias cuotas, pero, ¿sabemos a qué interés? Algo de lo que muchas veces no somos conscientes. Preguntar todo esto antes de firmar la adquisición de nuestra tarjeta es fundamental.

Emplear tarjetas de crédito supone comprometerse de forma seria. Quien posea una tendrá que devolver la cantidad que haya recibido prestada en el plazo  acordado en contrato y de no hacerlo estaría obligado a reembolsar los intereses generados por el aplazamiento. De esta forma, lo que estamos haciendo es contraer una deuda con nuestro banco.

En las tarjetas de crédito podeos elegir entre un pago fraccionando estableciendo una cuota al mes, con independencia del gasto, o con un pago a final o principio de mes único. Con el total de los gastos.

Diferencias entre tarjetas de crédito y débito.

Mientras que con la tarjeta de crédito podemos gastar un dinero que no es nuestro, con la tarjeta de débito, sólo puede utilizar en sus pagos el dinero que su propietario tiene ya en la cuenta vinculada. Cuando usamos una tarjeta de débito, el montante de la operación es deducido directamente de la cuenta corriente del titular.

Tarjetas de crédito gratis.

Aunque disponer de una tarjeta de crédito tiene su coste, siempre existe la posibilidad de negociar con el banco obtener la tarjeta gratis y en ocasiones es la propia entidad quién la ofrece de forma gratuita. Para el banco, la emisión de la tarjeta tiene unos costes por el análisis que tiene que hacer del riesgo, la propia emisión del plástico y la cuota que tiene que pagar al grupo que está adherido (Visa, Mastercard, etc).

Por tanto, al solicitar una tarjeta de crédito, nos podemos encontrar con que tiene unas comisiones: Por una sola vez al emitirla y por el mantenimiento o renovación cada año por el hecho de mantenerla operativa. Algo similar a mantener la línea de teléfono aunque no lo utilicemos.

No obstante, esto no quiere decir que sin remedio tengamos que asumir el coste como cliente. Se puede conseguir la tarjeta de Crédito Gratis negociando con el Banco o Caja de Ahorros y también en Financieras Online que emiten este producto (Ejemplo Wizink). En algunos casos, con el simple hecho de hacer un uso periódico de la misma, las entidades están dipuestas a conceder la tarjeta gratis. La compensación le viene al banco por la comisión que cobra de los comercios al utilizar la tarjeta para los pagos. En estos casos, suelen exigir un gasto mínimo mensual o anual.

Pero no debemos de quedarnos en conseguir la tarjeta gratis y sin cuota de mantenimiento. En la actualidad gracias a la competencia en el sector y la aparición de tarjetas en los centros comerciales, se pueden conseguir otras ventajas al disponer de la tarjeta como descuentos en gasolineras, bonificación por las compras, descuentos en tiendas y comercios y seguros de viaje gratuitos

El hecho de domiciliar la nómina abre muchas puertas crediticias en los bancos y no solo para los préstamos y las hipotecas, también para obtener la tarjeta gratuita. Por este motivo, al domiciliar una nómina o pensión o cambiarla de banco, es el momento de pedir a la entidad las debidas compensaciones como hace años daban excelentes regalos.

Como solicitar una tarjeta de crédito.

En la actualidad las tarjetas de crédito se pueden conseguir, de forma muy sencilla, en entidades bancarias o financieras. Con unos pocos datos (en el caso de que no seas cliente ya de esa entidad, ya que de ser así es mucho más sencillo) y un estudio muy somero, las entidades te conceden las tarjetas de crédito con unos límites de créditos medios, que podrás ampliar en el futuro si tu actuación frente a los pagos -en plazo- es observada por el banco de forma correcta. La posibilidad de otorgar tarjetas de crédito por financieras ha hecho que los banco vuelvan a entrar en la lucha de captar clientes y sus condiciones y requisitos sea algo más laxa que hace unos años.

Tarjetas de crédito sin cambiar de banco.

Las tarjetas de crédito pueden venderals o promocionarlas tanto los bancos y cajas de ahorro como las financieras online, ya que muchas veces pueden asociarse a una cuenta corriente en otra entidad, Por lo que no es necesario que cambiemos de banco a la hora de solicitar una tarjeta de crédito a una financiera.

Información Oficial sobre las Tarjetas de Crédito en la web del Banco de España en su sección de Tarjetas con las clases de tarjetas, la contratación, como cancelar las tarjetas, las comisiones que se cobran, los intereses en los pagos aplazados, etc.

Otros artículos de Interés sobre las Tarjetas

Que son Las Tarjetas Prepago

Las tarjetas (de débito o crédito) son un medio de pago utilizado como sustituto del dinero en efectivo y como método de financiación. Las comercializan tanto los bancos como las financieras y cuanta con una popularidad y aceptación muy alta. Permiten, en primer lugar, a su titular sacar dinero de un cajero automático, y, además, abonar compras en comercios tanto físicos como virtuales. También permiten financiar compras. Sin embargo, vamos a centrarnos en un tipo de tarjetas un tanto especial: las tarjetas prepago, que alcanzan cada día cotas de mayor popularidad entre los usuarios de tarjetas.

Tarjetas prepago Internet

¿Qué es la tarjeta de prepago?

Este tipo de tarjeta es cada vez más presente entre la población y, muy especialmente, entre aquellas personas que tienen por costumbre comprar a través de internet. Además, son un método ideal para que los niños administren su dinero y que los padres puedan controlarlo.

Las tarjetas de prepago son, a efectos prácticos, un monedero en el que el propietario de la tarjeta sitúa una cantidad. Así, no hay una vinculación entre la tarjeta y una cuenta. Podemos tener 10.000 euros en la cuenta y decidir que sólo vamos a cargar en nuestra tarjeta 100 euros por lo que, por más que queramos, no podemos gastar más que esos 100 euros. Esta tarjeta no está vinculada a ninguna cuenta por lo que es imposible que nos sustraigan más dinero del que hemos puesto.

Para hacer un regalo, con una cantidad determinada, o bien para que un menor pueda disponer de su dinero, dentro de unos límites, es una opción que cada vez va ganando mayor aceptación.

Tarjeta de prepago de Correos.

Las oficinas de Correos también actúan como Sucursales Bancarias que dependen de la entidad Deutsche Bank empresa que se quedó con el servicio que anteriormente prestaba Argentaria. Dentro de su actividad bancaria, las oficinas de correos ofrecen una Tarjeta Prepago Correos. Con dicha tarjeta puede hacer compras en internet sin riesgos y efectuar compras en todos los centros que acpeten la Tarjeta del Grupo Mastercard que son su mayoría. Se puede adquirir la tarjeta  Prepago Correos sin tener una cuenta corriente o libreta.

Principales ventajas de la Tarjeta Prepago de Correos: Como hemos indicado anteriormente no es necesario vincularse abriendo cuenta. No es necesario presentar documentos ni nómina ni analizar su capacidad de pago. La utilidad de la tarjeta es similar a cualquier otra tarjeta de Crédito o Débito en cuanto a su aceptación en los comercios adheridos a la red Mastercard. Puede llevar un control del gasto al estar limitado por el importe que paga por ella. Y le permite hacer compra sin riesgo en internet ya que solo expone la cantidad ingresada. Posteriormente puede ir haciendo recargas como si de una tarejta de teléfono prepago se tratara.

Correos dispone de una aplicación APP para llevar el control de pagos e ingresos de la tarjeta y poder recargarla en cualquier momento y desde cualquier lugar y consultar todos los movimientos que haya realizado.

Tarjetas prepago para móvil.

Compañías como Orange, Yoigo o Vodafone disponen de tarjetas prepago para móvil, con el fin de que sus clientes sepan exactamente el gasto que pueden realizar y, fuera de los pactado y lo recargado, nada sea posible. De esta forma los clientes pueden controlar perfectamente sus gastos y el de sus hijos. Estas tarjetas permiten que las podamos cargar desde 5 euros. Una vez agotado el saldo, si quisiéramos volver a utilizarla, deberemos volver a recargarla.

Tarjetas prepago de bancos y financieras.

Tanto bancos como financieras se han apuntado a la moda de las tarjetas prepagos, ya que con ellas los clientes operan con tranquilidad, sobre todo en los entornos que no conocen, ya que deben anticipar el gasto que se realizará, porque hay que cargarlas con la cantidad que se desea tener disponible para gastar.

Las principales entidades que las comercializan las orientan sobre todo a pagar las compras por internet o en el extranjero, ya que ofrecen una mayor seguridad y control del gasto que las tarjetas de crédito o débito. Suelen ser gratis o tener pocas comisiones. Entre las más comercializadas destacamos las siguientes. La Cybertarjeta MasterCard de “la Caixa”, la tarjeta de prepago de Banco de Sabadell, la tarjeta de prepago Visa Money de La Caixa, la Supertarjeta @Cash del banco de Santander, la Tarjeta Virtual BBVA o la Visa Prepago entre otras.

Otros artículos de Interés sobre las Tarjetas

Que son Las Tarjetas de Débito Ventajas

¿Qué son y para qué sirven las Tarjetas de Débito?

Las tarjetas de débito son un medio de pago utilizado como sustituto del dinero en efectivo. Las comercializan tanto los bancos y cuanta con una popularidad y aceptación muy alta. Permiten, en primer lugar, a su titular sacar dinero de un cajero automático, y, además, abonar compras en comercios tanto físicos como virtuales.

Hacerse con una tarjeta de débito supone algo realmente fácil, y es que casi todas las cuentas corrientes tienen una tarjeta de débito asociada a ellas por lo que es muy habitual que al hacerse uno con una cuenta corriente pueda tenerla ya. Sin embargo, es bastante más complicado el poder contar con una de crédito ya que generalmente tenemos que hacer antes un estudio previo de la capacidad económica del cliente o solvencia.

Tarjetas de Débito

Además, el cliente tiene que cumplir con varios requisitos (antigüedad en el banco, edad, nómina…) puesto que en este caso estaríamos hablando de un medio de financiación. Con la de débito no ocurre esto ya que estamos utilizando un medio de pago para el que vamos a utilizar nuestro propio dinero. En esta modalidad de pago, la tarjeta sólo puede utilizar para sus pagos el dinero que su propietario tiene ya en la cuenta vinculada.

Límite de la tarjeta de Débito.

El límite es el saldo disponible en nuestra cuenta, nuestro dinero, ya que es ese con el que contamos. Cuando usamos una tarjeta de débito, el montante de la operación es deducido directamente de la cuenta corriente del titular. En este caso no podemos en ningún momento gastar un dinero que no tenemos y, si intentamos gastar más, en lugar de entrar en números rojos la operación suele ser cancelada y, así, el titular de la tarjeta no puede contraer deuda. Así, este tipo de tarjetas no tienen intereses ni moratorias, pero sí pueden tener comisiones según el banco que las conceda y las características del cliente (edad, existencia de una nómina, gastos domiciliados… etc.)

¿Qué comisiones pago por todo esto?

Las Tarjetas de Débito como producto financiero que venden las entidades bancarias llevan aparejado el cobro de una comisión por la entrega de la misma y por el mantenimiento anual. También en este caso, dependerá de varios factores si le cobran más o menos comisiones e incluso se se la entrega gratis a coste cero.

No todas las entidades tienes las mismas condiciones. Por eso te recomendamos que antes de aceptar una tarjeta, y sin tener en cuenta la clase de la misma (crédito, débito o prepago), conviene que pregunte a la entidad todas las comisiones que tendrá que pagar en el primer año y en el resto del tiempo y leer bien el contrato. Sobre todo los apartados de los riesgos que asume y las comisiones que le cobran.

Comisión de emisión: Esta comisión vendría justificada por los gastos de la emisión, el estudio y análisis y el plástico que se utiliza.. Esta comisión es fácil de evitar, ya que son muchas las entidades que ofrecen este servicio de forma gratuita a los clientes.

Cuota de mantenimiento: es la cantidad que pagamos año atrás año por disponer de la tarjeta activa en cualquier momento aunque no se utilice la mima. Al contrario, los bancos en ocasiones ofrecen no cobrar la comisión si se dispone de la misma en un número determinado de ocasiones al año por un importe mínimo. Esta comisión depende mucho del banco emisor y de las compensaciones que le ofrecemos a la entidad por saldos y otros productos.

Comisión por sacar dinero del cajero:   Sería la comisión que percibe el banco cada vez que utilizamos uno de sus cajeros para sacar dinero en efectivo. En la práctica, ningún banco cobra esta comisión dado que es su principal objetivo para que no acudamos a la ventanilla. No obstante, si la suelen cobrar cuando sacamos dinero de cajeros de la competencia ya que a ellos también le supone un coste.

También en los casos que disponemos dinero de cajeros de la competencia, se puede hacer coste cero cuando nuestro banco ha llegado a cuerdos con otros bancos para no cobrarse entre ellos. Sin embargo esta política cada vez se está haciendo más restrictiva. Los bancos que no suelen cobrar este tipo de comisiones son aquellos que no tienen mucha red de cajeros para no perder clientes.

Tarjeta de débito de BBVA, La Caixa y Santander.

Tal y como hemos indicado, la apertura de cualquier cuenta corriente lleva consigo la adquisición de una tarjeta de débito, posiblemente el medio de pago más utilizado en nuestros días. Debes, antes de firmar y aceptar la tuya, ver las condiciones, la cuota de emisión y mantenimiento, los cargos por sacar dinero en los cajeros no asociados, etc., ya que esto determinará si es un buen producto o no. BBVA, La Caixa Y Santander comercializan tarjetas de débito con muy pocos gastos, pero no son las únicas entidades. Algunos bancos como ING han conseguido quitar todas las comisiones a sus clientes en las tarjetas de débito, por lo que no puedes dejar de ver también la posibilidad de conocer sus ventajas.

Más información sobre el funcionamiento de las tarjetas en la Página web oficial del Banco de España con todo lo referente al coste de las mismas y las reclamaciones que se pueden realizar en caso de discrepancias con el banco emisor del plástico.

Otros artículos de Interés sobre las Tarjetas